• ¿Qué es una ciudad del aprendizaje?
  • Manizales Ciudad del Aprendizaje UNESCO
  • Video

Las ciudades del aprendizaje promueven las prácticas idóneas y las políticas en favor del desarrollo sostenible a diferentes niveles, fundamentalmente mediante el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Las ciudades del aprendizaje son más equitativas, solidarias y pacíficas, y a la larga se convierten en más sostenibles. Las ciudades pueden ser polos de políticas públicas en donde las administraciones locales dan a las comunidades y a los agentes sociales los medios para implicarse en las estrategias y los programas de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Una ciudad del aprendizaje:

  • moviliza de un modo efectivo sus recursos en todos los sectores para la promoción de un aprendizaje inclusivo desde la educación básica a la superior;
  • revitaliza el aprendizaje en las familias y las comunidades;
  • facilita el aprendizaje para y en el lugar de trabajo;
  • amplía el uso de tecnologías de aprendizaje modernas;
  • mejora la calidad y la excelencia en el aprendizaje; y
  • fomenta una cultura de aprendizaje durante toda la vida.

siguiendo estas pautas, la ciudad mejora el empoderamiento individual y la inclusión social, el desarrollo económico y la prosperidad cultural y el desarrollo sostenible. (UNESCO, 2021)

Desde julio de 2019, Manizales es parte de esta Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje, destacándose su trabajo desde el sector público, sector privado y la academia.

El 4 de octubre, la ciudad recibió la membresía como nueva Ciudad del Aprendizaje UNESCO y además se firmó un hermanamiento con la ciudad de Cork, Irlanda, Ciudad del Aprendizaje que inspiró y apoyó a Manizales en este camino en pro del aprendizaje.

La Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO está orientada a una política internacional que fomenta el aprendizaje a lo largo de toda la vida y las mejoras prácticas en todos los ámbitos sociales, culturales medioambientales y económicos.

En una ciudad del aprendizaje se movilizan, de modo efectivo, sus recursos en todos los sectores para la promoción de un aprendizaje incluyente, desde la educación básica hasta la superior. También, se fomenta el uso de tecnologías modernas de aprendizaje y se manifiesta la mejora continua en la calidad y la excelencia en el aprendizaje a lo largo del tiempo.

Las ciudades del aprendizaje en cualquier etapa de desarrollo se pueden beneficiar de compartir ideas, información y experiencia con otras ciudades para promover la solución a cualquier inquietud que se presente en el proceso de postulación.

La Red de Ciudades del Aprendizaje apoya y fomenta la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible y se enfoca, particularmente, en el cuarto objetivo, el cual garantiza una educación inclusiva, equitativa y de calidad, además de promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

(UNESCO, 2019)